Ocho hábitos para incentivar el cuidado de los dientes en los niños

Establecer buenos hábitos de higiene bucal desde pequeños es el primer paso para tener dientes sanos hasta la adultez. El cuidado dental es un hábito que se aprende desde la infancia y que perdurará en el tiempo. Los dientes y encías bien cuidados ayudan a los niños a mantener una buena salud a nivel general, no únicamente bucal. Es por eso que es fundamental comenzar desde pequeños a inculcarles el hábito, incluso antes de que les salga su primer diente.

¿Sabías que casi el 70% de los niños tiene caries? Entre ellos, la mitad está en una etapa en la que aún pueden salvar el diente, pero la otra mitad ya necesita un tratamiento. Otro dato alarmante es que hoy solamente el 2% de los niños acuden al dentista.

Los dientes y encías bien cuidados ayudan a los niños a mantener una buena salud a nivel general, no únicamente bucal. Para revertir esta tendencia que preocupa y ayudar a que los más pequeños tengan una sonrisa sana y de una manera fácil, la odontóloga Elena Caserza os espera en nuestra Clínica Dental Fortes.

Aun así, os damos algunos consejos para incentivar el cuidado de los dientes en los niños:

Utilizar una pasta dental apta para niños: se recomienda usar pastas pediátricas, ya que las pastas dentales para adultos contienen cantidades de flúor tóxicas para los niños. Normalmente a partir de los 6 años, los niños pueden usar pastas dentales para niños con flúor (máximo de flúor 1.100 ppm).

Involucrarlos en la elección del cepillo: existen diferentes cepillos para todas las etapas de la niñez, con diferentes características, desde sus personajes favoritos hasta con luces “láser” para indicar el tiempo correcto de cepillado. Siempre y cuando el elegido esté diseñado para la edad adecuada y para que quepa correctamente en su boca, dejarlos decidir a ellos es una buena alternativa. Si les gusta, tendrán más ganas de usarlo.

Ser el ejemplo: a los niños más pequeños les encanta copiar muchas de las cosas que hacen sus padres. Una buena opción es realizar el cepillado junto a ellos para que puedan ver cómo lo hacen e intenten copiarlo. Esto lo ayudará a familiarizarse con el proceso.

Dientes niños y niñas
Las visitas al odontólogo deben comenzar a partir del primer año de vida

Encontrar el momento adecuado: es importante generarles el hábito para que luego lo incorporen naturalmente. Después de la cena o la hora del baño pueden ser momentos clave en los que comenzar el proceso.

Ayudarlo durante el cepillado: los más chiquitos no tienen la destreza manual necesaria para realizar el trabajo minuciosamente. Es por eso que es importante ayudarlos y guiarlos hasta que se acostumbren y puedan hacerlo solos.

La limpieza entre los dientes debe iniciarse tempranamente: se debe comenzar una vez que los dientes del niño encajen uno al lado del otro. Es importante que utilicen cepillos interdentales e hilos especialmente diseñados para ellos para evitar maltratar las encías.

Visitar al odontólogo: deben comenzar a partir del primer año de vida para poder controlar la salud de los dientes y de las encías como también el crecimiento de las mandíbulas y el rostro.

-Topicación de flúor: los padres deben estar atentos a cuando los chicos dejen de tragarse la pasta de dientes, ya que es el momento de hacer una topicación con flúor con su odontólogo.

Dejar una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.